Actualización de las multas laborales en España

Actualización de las multas laborales en España

Estamos atravesando una situación complicada en todos los niveles. La disminución de actividad laboral trae consigo un descenso de la recaudación, mientras que el gasto público se ha disparado debido a la pandemia. Todo esto hace que el gobierno estudie medidas para intentar rebajar el gasto, aumentando los ingresos. Una manera de conseguirlo es mediante la actualización de las multas laborales en nuestro país, que analizamos hoy en Andrés Jiménez.

A qué se debe la actualización de las multas laborales

Como comentábamos, esta actualización de las multas laborales en nuestro país es una de las medidas que ayudarán al gobierno a aumentar la recaudación.

Sin embargo, estas actualizaciones no se deben a un incremento del número de sanciones. Según el ejecutivo, la verdadera razón responde a que estas sanciones llevan sin actualizarse desde el año 2007. Por tal motivo, no se han aplicado las sucesivas subidas del IPC desde 2008 hasta el momento.

De llevarse a cabo la medida, el aumento en las multas sería del 14,3%, una importante subida que ayudará a rellenar las maltrechas arcas públicas.

Este incremento serviría, según el Ministerio de Trabajo y Economía Social, para que se cumpla el principio de proporcionalidad en el ámbito sancionador administrativo.

La razón principal que esgrimen es que, al haber transcurrido tantos años sin actualizar los importes, las multas están perdiendo su capacidad disuasoria.

Esto podría provocar que a los empresarios y trabajadores les salga más rentable transgredir la normativa y pagar la multa que hacer las cosas bien.

En principio y a grandes rasgos, las sanciones que se verán actualizadas serán las relativas al orden social y a la Seguridad Social. Es decir, las que atañen a la normativa laboral, de prevención de riesgos laborales y las relativas al pago de las cuotas de la Seguridad Social.

Por otro lado, con esta medida se pretende también reducir la economía sumergida o en B que algunas empresas y trabajadores autónomos continúan haciendo para evadir impuestos y cotizaciones.

Cómo cambiarán los importes de las sanciones

Hablar de un 14,3% no ayuda a hacerse a la idea. Por eso lo mejor es verlo con un ejemplo con cifras.

En el caso de las infracciones muy graves de la Seguridad Social, los importes mínimos varían entre 6.251 € y 25.000 €. Tras la reforma, pasarían a ser entre 7.144,80 € y 28.575 €. Y si nos referimos a las sanciones en su grado máximo, pasarían de un rango entre 100.006 € y 187.515 € a otro rango entre 114.006 € y 214.329 €.

Por tal motivo, estos incrementos son muy significativos y se prevé que la medida invite a reducir el fraude, tanto por parte de empresarios como de trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *