Certificado de últimas voluntades

certificado de últimas voluntades

Cuando una persona fallece, inevitablemente es necesario realizar un determinado papeleo. Uno de los documentos más importantes es el certificado de últimas voluntades, que agiliza bastante todos los trámites en cuestión de sucesiones.

¿Qué es el certificado de últimas voluntades?

Este documento sirve para acreditar si la persona fallecida otorgó en vida testamento y ante qué notario lo hizo. También se conoce como Certificado de Actos de Última Voluntad.

¿Para qué sirve?

Para poder gestionar cualquier herencia es necesario disponer de este certificado. Es el primer trámite a realizar cuando alguien fallece.

Esto se debe a que, más a menudo de lo que se cree, hay personas que hacen un primer testamento. Con el paso del tiempo, cambian de parecer y cambian parte o la totalidad del testamento.

Por eso es importante saber que el único testamento válido es el último que otorgó la persona en vida. Es por ello que el certificado se necesita para comenzar cualquier trámite en las posibles sucesiones.

En caso de que la persona fallecida no tuviese testamento, el certificado es igualmente necesario para acreditarlo.

¿Cuándo se puede solicitar el certificado de últimas voluntades?

Para poder presentar la solicitud del certificado, es necesario que hayan transcurrido al menos 15 días hábiles desde el fallecimiento.

¿Quién puede solicitar el documento?

Al tratarse de un documento público, cualquier persona puede solicitarlo. De este modo, quien así lo desee podrá saber si alguien ha otorgado testamento y en qué notaría lo ha firmado.

Sin embargo, esto no significa que pueda obtener una copia del mismo. Para poder conseguirla, necesitará formar parte de los herederos forzosos o demostrar un interés legítimo en el mismo.

Ahora bien, para poder solicitar el certificado, deberá cumplimentarse el impreso 790, abonar las tasas correspondientes y adjuntar el certificado literal de defunción.

El certificado de defunción deberá ser el original o una copia compulsada por el Registro Civil correspondiente.

Para fallecimientos posteriores al 2 de abril de 2009, si la defunción no se ha inscrito en un juzgado de paz, no será necesario el certificado de defunción. En su lugar, se deberá consignar el DNI o NIE de la persona fallecida.

Agilice los trámites con Andrés Jiménez

En Asesoría Integral Andrés Jiménez sabemos lo difícil que resulta realizar determinados trámites. Más aún cuando se trata del fallecimiento de un ser querido.

Contacte con nosotros para tramitar el certificado de últimas voluntades. Nos encargamos de todo el papeleo por usted.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *