Pagos en efectivo para pymes y autónomos

Pagos en efectivo para pymes y autónomos - Andrés Jiménez

Hace poco explicamos a groso modo las principales medidas incluidas en la recientemente aprobada Ley contra el Fraude 11/2021. Entre ellas, el nuevo límite en los pagos en efectivo para pymes y autónomos, del que hablamos hoy en Andrés Jiménez.

Cambios en los pagos en efectivo para pymes y autónomos

El control de los pagos en efectivo tiene, entre otras misiones, la de evitar el fraude y la economía sumergida. Si hasta hace escasas semanas era posible abonar hasta 2.500 € en metálico en las operaciones con empresarios o autónomos, dicho límite ha quedado reducido de forma general a 1.000 €.

En cambio, cuando los pagos se realicen entre personas físicas residentes en España, de momento se mantiene el límite de los 2.500 €.

En el caso de los pagadores extranjeros que no dispongan de domicilio fiscal en España y que actúe como persona física (ni empresario, ni profesional), el límite se extiende hasta los 10.000 € en efectivo.

Dicha cantidad coincide con el límite de dinero en metálico que se puede llevar en los viajes por la Unión Europea sin necesidad de declarar.

Un ejemplo claro de este caso son los turistas que vienen de visita a España y realizan sus compras en comercios de nuestro país.

En la línea de otros países europeos

Al igual que España, otros países de la Unión Europea han establecido también límites para sus pagos en efectivo. Así lo han hecho Portugal y Francia y no se descarta que se sumen otros países a esta medida.

Además de evitar el blanqueo de dinero, los gobiernos apoyan su decisión en el hecho de que cada vez se realizan menos pagos en metálico. Se refieren al uso de tarjetas bancarias, transferencias y otro medios
dispositivos contactless que minimizan los riesgos de contagio por contacto.

Finalmente, destacar que se realizarán inspecciones para controlar dichos pagos en efectivo. Si alguna de las partes que interviene en un pago en efectivo no permitido superior a 1.000 €, podrá denunciar a la otra en un plazo máximo de 3 meses. De este modo, quedará eximida de responsabilidad frente al hecho infractor.

También se impondrán sanciones que ascenderán al 25% del importe abonado, considerando el hecho como una infracción administrativa grave.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *