Permiso laboral o permiso de trabajo

Permiso laboral o permiso de trabajo - Andrés Jiménez

Son muchas las ocasiones en las que los trabajadores necesitan ausentarse de su puesto para realizar determinadas gestiones. Para eso se creó el permiso laboral o permiso de trabajo, del que hablamos hoy en Andrés Jiménez.

Qué es un permiso laboral

El Estatuto de los Trabajadores, en su artículo 37, reconoce una serie de permisos retribuidos a los que tienen derecho los trabajadores, siempre con la debida justificación y previo aviso. En concreto, dicho derecho es lo que se denomina permiso laboral o permiso de trabajo.

Al estar reconocido legalmente, las empresas tienen la obligación de concederlo a los trabajadores que cumplan los requisitos. De hecho, el denegar los permisos laborales puede conllevar infracciones graves para la empresa.

Permisos laborales remunerados

En algunos convenios colectivos se reconoce a los trabajadores el derecho a disfrutar de permisos laborales no remunerados. Buen ejemplo de ello son las excedencias o los permisos en los que se renuncia al salario.

No todos los convenios lo contemplan y además pueden requerir el cumplimiento de determinados requisitos.

En el otro punto están los permisos laborales remunerados, que engloban las situaciones más frecuentes. A continuación detallamos el mínimo recogido por el Estatuto de Trabajadores, aunque algunos convenios pueden mejorar las condiciones, ampliando plazos. También las empresas pueden mejorarlas de mutuo acuerdo con los empleados.

Ejemplos de permiso laboral más habituales

  • Matrimonio: quince días naturales.
  • Enfermedad grave, accidente, hospitalización o intervención quirúrgica que requiera reposo domiciliario: dos días. Incluye a familiares de hasta segundo grado de consanguinidad o afinidad. En caso de desplazamiento, aumenta a cuatro días.
  • Técnicas de preparación al parto y exámenes prenatales: el tiempo indispensable.
    Adopción o guarda para acogida o adopción: tiempo necesario para las sesiones de preparación e información y realización de informes previos necesarios.
  • Nacimiento de hijos: dos días. No debe confundirse con la denominada baja por maternidad o paternidad.
  • Lactancia: una hora diaria, divisible en dos fracciones hasta que el menor cumpla 9 meses. Puede también acumularse en jornadas completas, según convenio.
  • Cuidado de hijos prematuros hospitalizados: una hora diaria.
  • Traslado de domicilio habitual: un día.
  • Deberes inexcusables: el tiempo necesario para ejercer el derecho al voto, o la asistencia como jurado, con un máximo del 20% del total de las horas dentro de un período de tres meses. En caso de excederlas, la empresa podrá establecer una excedencia forzosa para dicho trabajador.
  • Labores sindicales: tiempo indispensable.
  • Formación: 20 horas anuales, siempre que la formación guarde relación con el puesto de trabajo.
  • Búsqueda de empleo en despidos objetivos: 6 horas semanales durante el periodo de preaviso. Se aplicará el porcentaje correspondiente a las horas efectivas de trabajo. Es decir, para media jornada, el permiso retribuido será de 3 horas semanales.
  • Realización de exámenes o pruebas de estudios con título académico profesional: el tiempo necesario, puede ir regulado según convenio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *