España suspende en la protección de datos

España suspende en la protección de datos - Andrés Jiménez

Europa se ha puesto de acuerdo en una cuestión de rabiosa actualidad: la protección de los datos personales y sensibles de los ciudadanos. Por eso, los países de la Unión Europea compartimos unas directrices que reman en la misma dirección. Atendiendo a los datos publicados desde la entrada en vigor de la normativa, en 2018, España suspende en la protección de datos. Lo explicamos en este post de Andrés Jiménez.

Por qué España suspende en la protección de datos

Dicen que la letra con sangre entra. En este caso, no es con sangre sino a golpe de sanciones económicas como están dándose a conocer la importancia de la Ley Orgánica de Protección de Datos y el Reglamento General de Protección de Datos.

Y es que, a pesar de que llevamos ya varios años desde su entrada en vigor, todavía hay muchas empresas y autónomos que no siguen bien la normativa.

Hasta la fecha, en España se han registrado un total de 273 sanciones económicas sobre la protección de datos. En total, ha supuesto el abono de más de 32 millones de euros en multas, lo que supone una media de 118.000 € por sanción.

De este modo, nuestro país se posiciona como el que mayor número de sanciones ha recibido en Europa en esta materia.

En la mayoría de los casos, las sanciones han sido impuestas por carecer de una base legal suficiente para procesar los datos recopilados. Otra de las causas ha sido la falta de medidas organizativas y técnicas que puedan garantizar la seguridad de la información.

El gran desconocimiento por parte de las organizaciones es el principal motivo de las multas. Sin embargo, todavía hay un pequeño sector que reincide en las malas prácticas, cuestión que les puede acarrear multas de carácter grave o muy grave, con altas penalizaciones económicas.

Cómo está el resto de Europa

España suspende en la protección de datos, pero no es la única que sufre de estos problemas. Por ejemplo, Italia ha recibido 75 multas en este tiempo, seguida por Rumanía con 60, Hungría con 43 y Noruega con 31.

Llama la atención que otros países con un número menor de sanciones, han recaudado importes mucho mayores. Es el caso de Alemania, que con 28 sanciones ha abonado más de 49 millones de euros por este concepto. O de Italia, cuyo importe medio por sanción supera el 1,1 millones de euros.

Destacan también Luxemburgo, que con muchísimos menos sanciones que casi todos los países, ha recaudado más de 746 millones de euros y Reino Unido, que con solo cinco multas ha recaudado 44 millones de euros.

En el punto opuesto están Países Bajos, Malta, Eslovaquia y Croacia, que son los países menos sancionados.

Estas cifras nos recuerdan que todavía hay mucho que hacer en cuanto a la protección de datos personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *