Qué es un TRADE

qué es un TRADE

Dentro de los trabajadores autónomos, existe un tipo especial conocido como TRADE. Hoy en Andrés Jiménez explicamos qué es un TRADE y sus principales características.

¿Qué es un TRADE?

Las siglas TRADE significan Trabajador Autónomo Dependiente Económicamente.

Podríamos definir un TRADE como un trabajador autónomo que depende económicamente de un cliente (persona o empresa), para el que presta sus servicios de manera habitual.

Para que pueda clasificarse como TRADE, al menos el 75% de sus ingresos tienen que proceder de esa persona o empresa.

¿Cómo se calcula el porcentaje de ingresos aportados por el cliente?

Dentro de las cuentas han de incluirse los ingresos totales percibidos por trabajos realizados por cuenta propia a todos los clientes. Posteriormente, han de detallarse los ingresos recibidos por parte de cada cliente.

Por otra parte, también se deben tener en cuenta los rendimientos, si los hay, como trabajador por cuenta ajena.

No se incluyen para calcularlo ni los rendimientos de capital o plusvalías, ni los que procedan de transmitir elementos afectos a actividades económicas.

Qué es un TRADE dentro de los autónomos

Existen una serie de requisitos imprescindibles para poder ser TRADE. Por un lado, debe percibir una contraprestación económica por la realización de su actividad.

Además, deberá desarrollar su trabajo con sus propios criterios organizativos y, si es necesario, empleando sus propios materiales e infraestructura productiva.

Por otro lado, no tendrá a su cargo a trabajadores por cuenta ajena ni podrá subcontratar parte ni la totalidad de su trabajo a terceros. Tampoco puede realizar las mismas funciones que empleados de la empresa para la que trabaje.

Finalmente, no podrán ser TRADE los titulares de establecimientos o locales comerciales, industriales, oficinas y despachos abiertos al público, ni quienes formen parte de una sociedad o trabajen con otras personas bajo cualquier forma jurídica admitida.

Ventajas de los TRADE

Los TRADE tienen que hacer frente a las mismas obligaciones que el resto de los autónomos, pero a su vez cuentan con una serie de ventajas.

Entre otras, los TRADE cuentan con un contrato mercantil, que les da derecho a 18 días hábiles de vacaciones anuales y también les protege ante despidos injustificados. Además, disfrutarán de los días de descanso y festivos estipulados.

Aun así, los TRADE deben satisfacer sus obligaciones con Hacienda en cuanto al IVA y el IRPF.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *