Subida de la cuota de autónomos

subida de la cuota de autónomos

Si este año ya estaba siendo bastante difícil por sí mismo, debido a la bajada de ventas y de prestaciones de servicios, los trabajadores por cuenta autónoma han recibido un mazazo para su economía. Hoy en Andrés Jiménez hablamos sobre la temida subida de la cuota de autónomos en España.

Por qué se produce la subida de la cuota de autónomos

Según las explicaciones brindadas por la Seguridad Social, la subida de la cuota de autónomos se produce por la subida de los tipos de las cotizaciones del año 2018.

En principio esta subida debería de haberse aplicado en el mes de enero. Sin embargo, no se ha hecho realidad hasta el mes de octubre.

Esto implica dos puntos importantes. Por un lado, la subida que todos los autónomos notan desde ya en las cuotas que les pasa la Seguridad Social.

Por otro lado, quedan pendientes de regularizar los incrementos en las cuotas de enero a septiembre.

Para poder regularizarlos, se están planteando diferentes opciones. Entre ellas, el envío a cada trabajador autónomo de una carta o notificación informando sobre la obligación de la regularización y cómo se va a realizar. Todo apunta a que los importes pendientes se cargarán directamente en cuenta.

Las cuotas han subido respecto al mes de septiembre entre 6 € para la base mínima y los 24 €, para la base máxima. Así, la cuota mínima se establece ya en 289 € y la máxima en 1.245 €, mientras que en enero de 2021 la mínima será de 291 € y la máxima de 1.257 €.

Por otra parte, los tipos de cotización por contingencias profesionales subirán también en 2021, pasando del 1,1% al 1,3%. En cuanto a los tipos de cotización por cese de actividad, pasarán del 0,8% al 0,9%.

Disconformidad general

La ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) ha manifestado su disconformidad en relación a la subida de las cuotas.

Para ello argumentan que cuando se planteó la subida la economía española estaba creciendo alrededor del 3%, mientras que actualmente cae sobre el 12%. Es, por tanto, una situación económica diametralmente opuesta.

Todo ello hace que, debido a la bajada de los ingresos y la subida de los impuestos, ATA estima que tres de cada diez autónomos podrían cerrar su negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *