Vacaciones fiscales de los autónomos

Vacaciones fiscales de los autónomos - Andrés Jiménez

Todos los trabajadores tienen derecho a sus merecidas vacaciones. Sin embargo, no siempre es fácil que los trabajadores autónomos puedan disfrutarlas. Hoy en Andrés Jiménez hablamos de las vacaciones fiscales de los autónomos, un interesante concepto que no todo el mundo conoce.

Qué son las vacaciones fiscales de los autónomos

Uno de los inconvenientes que se encuentran los trabajadores autónomos o por cuenta propia a la hora de coger vacaciones es dejar desatendidas sus obligaciones fiscales.

Así, todos aquellos que están obligados a utilizar el DEH o Sistema de Dirección Electrónica Habilitada o que se han dado de alta en el sistema de notificaciones electrónicas 060, reciben las notificaciones de manera electrónica.

Sin embargo, si así lo desean, pueden solicitar las conocidas como vacaciones fiscales de los autónomos.

Es decir, cada año natural pueden solicitar hasta 30 días de cortesía en los que la Agencia Tributaria no les enviará notificaciones electrónicas.

En definitiva, es un periodo de descanso en el que las fechas de las notificaciones no correrán. Recordemos que las sanciones por no atender dichas notificaciones oscilan entre los 150 € y los 600.000 €.

Y es que, de forma general, cuando la Agencia Tributaria remite una notificación, independientemente de que el receptor la lea o no, se asume que transcurridos diez días del envío dicha notificación ésta se ha recibido, comenzando el periodo sancionador.

Puntos importantes a tener en cuenta

Hay varias cuestiones fundamentales a tener en cuenta a la hora de solicitar las vacaciones fiscales de los autónomos.

Por un lado, que deben solicitarse con un mínimo de 7 días de antelación a los días deseados.

Por otro lado, que es necesario marcar los fines de semana también, no únicamente los días de entre semana. De modo contrario, el sistema entenderá que esos sábados o domingos el autónomo está disponible para recibir las notificaciones pertinentes.

En cambio, también se podrán marcar días sueltos de vacaciones fiscales. La única limitación es que no superen los 30 días anuales.

Adicionalmente, dichos días de cortesía solo se conceden sobre los procedimientos en los que se encuentren suscritos los autónomos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *