Baja laboral de los autónomos

Baja laboral de los autónomos - Andrés Jiménez

Desde siempre se ha dicho que los autónomos no se ponen enfermos nunca, ya que si no trabajan no cobran. Sin embargo, esto ha cambiado y actualmente sí podemos hablar de la baja laboral de los autónomos. Lo explicamos en el blog de Andrés Jiménez.

Características de la baja laboral de los autónomos

Al contrario de la creencia popular, los trabajadores autónomos también tienen derecho a estar de baja, recibiendo una prestación económica por ello.

Sin embargo, las condiciones para poder percibirla no son las mismas que con los trabajadores asalariados.

Tiempo cotizado

Por un lado, está el tiempo mínimo cotizado para poder acceder a la prestación.

En el caso de que la incapacidad temporal se deba a una enfermedad relacionada con la actividad llevada a cabo, o a un accidente laboral, no se requerirá un tiempo mínimo cotizado.

En cambio, si se trata de una enfermedad común o accidente de origen no laboral, para poder percibir la prestación, deberán haberse cotizado al menos 180 días en los cinco años anteriores. Sin olvidar que debe estar al corriente con los pagos.

Además, tendrán un plazo de quince días para solicitar la baja a la Seguridad Social.

Cuantía a percibir

Al igual que sucede con los trabajadores por cuenta ajena, el importe de la prestación depende del origen de la baja.

Si se trata de una enfermedad común, se cobra el 60% de la base de cotización, siempre que el trabajador lleve cotizados más de 180 días. Ese importe lo percibirá desde el cuarto día hasta el vigésimo día. A partir de ese momento, el porcentaje será del 75%.

Por su parte, si la baja es de origen laboral, el porcentaje asciende al 75%, cobrándose desde el primer día de baja.

La cuantía de referencia es la correspondiente a la base de cotización del mes precedente a la baja.

Cabe recordar que el autónomo está obligado a seguir abonando la cuota mientras esté de baja durante los dos primeros meses. Si transcurrido ese tiempo continúa de baja, ya no tendrá que abonarla.

Duración de la baja

Al igual que los trabajadores asalariados, el tiempo máximo de baja de los autónomos es de 12 meses, prorrogables por otros 6 meses más. Para otorgar esta prórroga se necesitan indicios de que en ese tiempo se pueda producir el alta médica.

Antes de que finalice ese tiempo tope, la Seguridad Social realiza una revisión, que determinará si se le da el alta o se inician los trámites para una Incapacidad Laboral Permanente.

Otros tipos de baja laboral de los autónomos

También se puede dar el caso de que el autónomo solicite la baja por maternidad o por paternidad.

Aunque estos casos se entienden como enfermedad común, el trabajador percibirá el 100% de la base reguladora desde el primer día de baja.

Esta cantidad se abonará durante las 16 semanas que dura el derecho de paternidad o maternidad.

Finalmente, hay otros tipos de baja laboral de los autónomos, como es la otorgada por riesgo durante el embarazo o por cuidado de menores afectados por cáncer y otras enfermedades graves.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *