Kit digital para autónomos con menos de diez empleados

Hace un tiempo en el blog de Andrés Jiménez hablamos de manera general sobre el Kit Digital. En esta ocasión, nos centramos en las ayudas del Kit digital para autónomos con menos de diez empleados, que presentan diferentes novedades.

Novedades del Kit digital para autónomos con menos de diez empleados

Uno de los tramos par solicitar el Kit digital abarca a los autónomos que cuentan con entre tres y nueve trabajadores a su cargo.

Según ha anunciado el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, este colectivo finalmente podrá comenzar a solicitar el kit digital a partir del 2 de septiembre. Es decir, unas semanas más tarde de lo previsto, ya que inicialmente se estimó que su plazo comenzaría sobre la segunda quincena de julio.

Además del cambio de fechas, se han incluido diferentes novedades en sus bases.

Por un lado, se amplían los servicios a los que se podrán destinar los fondos del kit digital. Así, actualmente el kit digital para autónomos con menos de diez empleados les permite acceder a:

  • sitio Web y presencia básica en Internet
  • comercio electrónico
  • gestión de RRSS (redes sociales)
  • gestión de clientes
  • BI (Business Intelligence) y analítica
  • gestión de procesos
  • factura electrónica
  • servicios y herramienta de oficina virtual
  • ciberseguridad y comunicaciones seguras
  • presencia avanzada en Internet
  • Marketplace

De este modo, las novedades incluidas son los dos últimos puntos, que se han considerado importantes para este sector.

Novedades en las bases reguladoras

Además de los cambios en los posibles servicios a solicitar, también se han introducido variaciones de las bases reguladoras.

Por ejemplo, que el autónomo deberá abonar durante 12 meses de manera ininterrumpida el dominio Web contratado por mediación de las ayudas concedidas.

Por otro lado, la inversión en dispositivos electrónicos o hardware solamente podrán formar parte de una solución de digitalización. Es decir, no se subvencionará la compra de nuevos ordenadores, pero sí de un TPV que facilite la gestión del negocio.

Precisamente para la compra de ordenadores, tablets o similares, los autónomos interesados podrán solicitar un crédito ICO complementario.

Finalmente, la novedad más interesante es que se podrán realizar mejoras en soluciones preexistentes en el negocio. Por ejemplo, la mejora funcional del comercio electrónico o de la Web. Estas no incluirán la actualización de software o el incremento de servicios ya existentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *